viernes, 19 de julio de 2013

Capitulo # 1

1
Yo vivía en TP___(Tu País), bueno más bien solo llevaba unos meses viviendo ahí, constantemente nos cambiamos de casa, ya que mi padre tenía que hacer muchos viajes de negocios, jamás nos habíamos quedado lo suficiente en un lugar, esta vez nos íbamos a cambiar a Inglaterra-Londres, yo nací ahí pero desgraciadamente después de la muerte de mi madre, mi padre ya no quería seguir recordando los momentos que paso con ella, realmente no me agradaba la idea de mudarnos a aquel lugar, hubiera preferido quedarme en cualquier otro, no se, solamente no quería, sin saber lo que sucedería ahí, en esos instantes jamás creí en el amor verdadero detestaba todo, no sé si era por lo insufrible que fue mi vida, porque no tenía madre o porque pensaba que nadie me quería, a pesar de que tenía todo, un vacío.. Le faltaba algo a mi vida. Ahora viajar a Inglaterra en plenitud de mis desagravios de juventud y sabiendo lo que sucedió en aquel lugar, era tantas preguntas sin responder y más aún, vivir en Inglaterra con mi MADRASTRA Kimberly, que era simpática, pero por dentro era un monstruo, ella me detestaba estaba loca la detestaba mucho, volviendo no quería ir a Inglaterra pero no me quedaba de otra, cuando me lo dijo mi padre me lo mando por un mensaje no fue nada bueno, ni siquiera llamo y todavía me lo mando su secretario personal me puso nada más esto -“___ Empaca mañana nos vamos a ir a Londres. Con cariño Esteban” Ya ven mi razón por ser tan amargada, todo me lo mandaba Esteban, el me llamaba, el me cuidaba, el me daba consejos, hasta creo que yo le importaba más que a mi propio padre, obviamente mande a la servidumbre que acomodara mis cosas, al día siguiente estaba en el avión en 1ra clase, estaba yo por ir a Londres totalmente aburrida, me levante de mi sillón para ir al baño, cuando un iluso se tropezó conmigo, me resbale y caí acostada en el piso, el bien torpemente no se dio cuenta y caímos uno sobre el otro, era un joven con ojos azules, güero y rubio, con una sonrisa encantadora, nada mal diría yo, me enoje por su odiosa sonrisa insinuada que tuvo el conmigo, lo empuje de un codazo y me levante muy molesta él me dijo:
 -¿eres torpe o qué?- yo muy fastidiada le dije
 –Porque no te callas inepto porque el torpe aquí eres tú.- Me moleste mucho y cambie de lugar con Esteban.
Esas horas en el avión fueron insoportables, y sin darme cuenta el tiempo ya había pasado, de un momento a otro ya estaba en Londres. Cuando el avión aterrizo, baje y Esteban ayudo a bajar mis maletas y las llevo a mi PenHouse, descanse un poco después de tanto alboroto, Esteban me aviso que mi papa me mandaba saludos y se fue ya que tenía que acompañar a mi padre a una conferencia, me quede totalmente sola con mi madrastra, lo único que quería es salir de este lugar y decidí ir de compras, baje el elevador lleve mi bolso y me Salí de mi PenHouse, un rato más tarde estaba caminando por una calle de Londres cuando vi que unas personas me estaban siguiendo “Era lógico que me siguieron era la hija de un millonario y aparecía normalmente en las revistas; estaba muy asustada” caminaba más y más rápido, tenía miedo de que me quisieran secuestrar o algo así, muy rápidamente vi un convertible rojo, decidí subirme y le dije al conductor
-Apresúrate esos tipos vienen tras de mí, por el dinero no hay ningún problema, solo ¡acelera!- 
En ese mismo momento el joven que conducía volteo, en esos instantes me quede paralizada por unos segundos ya que me di cuenta que él era el mismo chico del avión, me quedo viendo por un minuto y me dijo:
 – Conque aquí vino la diva de Londres ¿verdad?- Me enoje y me voltee.
Y me volvió a responder- Bueno si quieres mi ayuda si no pues está bien- en ese momento el empezó a gritar.
-¡Hey por aquí! ¡Aquí está la chica a la que buscan!- me abalance contra él y le conteste – Está bien pero vayámonos- y arranco el auto.
Me llevo cerca del Big Ben – Bueno aquí ya estas a salvo-
-Bueno está bien ¡adiós!-
-Espera ni unas gracias que modales-
-Está bien ¡Gracias!- con un tono de mal gusto
-Como quieras, pero ¿cuál es tu nombre?- rascándose la cabeza
-¿Cómo no sabes mi nombre? Si todo el mundo me conoce.
-No pues yo no sigo a personas egocéntricas como tú-

Me indigne por lo que me dijo, me di la media vuelta, hasta que….